Kinesiología

Kinesiología

kinesiologia curso naturopatia de vigo y online

La base de la vida es el movimiento. El movimiento del Ser Humano está relacionado directamente con su calidad y cantidad de Bienestar y Salud, así como de su degradación y enfermedad.

La Kinesiología es la ciencia que estudia el movimiento de los seres vivos, las relaciones existentes entre los diferentes movimientos y los procesos naturales que ayudan a mantener, devolver o potenciar la capacidad del propio Ser Vivo de mantenerse sano y adaptado a su ambiente.

Esta terapia nació en los años 60 EN EE.UU., desarrollada por el Dr. Goodheart y colaboradores, creando una unión entre diferentes disciplinas terapéuticas (quiropraxia, naturopatía, psicoterapia y medicina china) para restablecer la salud y la armonía a nivel holístico, mediante una comprensión completa y global del Ser Humano.

El objetivo de la terapia es diagnosticar las causas que están generando el malestar/enfermedad o impidiendo que la persona alcance su estado deseado, así como los remedios necesarios para estar sano y conseguir sus objetivos.

En su expansión y desarrollo se han ido aplicando más técnicas, terapias, aplicaciones y protocolos de trabajo que abarcan todas las áreas del ser humano, tanto físicas como psicológicas y espirituales.

Por esta razón se pueden encontrar diferentes tipos de kinesiologías, que se centran en aspectos específicos del Ser y sus desequilibrios, en sus relaciones con el mundo y en técnicas o tecnologías curativas o de sanación y coaching.

Cada terapia actúa directamente sobre una parte o “cuerpo” que constituye el Ser Humano, que a su vez pueden influir en los otros cuerpos para restablecer el equilibrio a nivel global.

Todo síntoma y enfermedad no es más que la señal de un proceso que se está dando en el Ser Vivo, tanto de curación como de degeneración.

Para ayudar a restablecer la armonía interna y de salud  es necesario una re-organización de la información, una puesta en marcha de recursos bloqueados o inhibidos y una liberación, activación, potenciación o transmutación de la energía que está bloqueando el propio sistema de autocuración.

Todo ser vivo lleva toda la información de cómo debe de actuar en cada momento para conservar la vida, para reconstruir las estructuras dañadas y mantenerse sano. El cuerpo ya sabe cómo hacerlo, solo es necesario recordárselo (pierde el acceso a la información) y darle un empujón para que se encamine en la dirección de las acciones necesarias para llevarlo a cabo.

Ahora, ¿cómo saber donde, en qué proceso está, qué información hay que darle y cómo y hacia donde es necesario encaminarle? Esta información la sabe la parte inconsciente del organismo, a la cual debemos preguntar, tanto de forma inconsciente como de forma consciente.

La respuesta de la persona a nivel inconsciente se da por medio del sistema neuromuscular, provocando un cambio en los tonos musculares de todo el cuerpo.

En kinesiología se utilizan test musculares para determinar el cambio de tono muscular (de forma inconsciente) que se produce ante una pregunta dada a la persona (un músculo se debilita/fortalece, se produce un acortamiento de la longitud de los brazos y de las piernas, un cambio en la fuerza del pulso…)

La pregunta es un estímulo (físico, verbal, emocional, magnético, energético o vibracional) que reciben los sistemas de captación de la información interna y externa (de forma inconsciente) y es enviada al cerebro, para que sea contrastada y revisada, provocado una reacción o respuesta del organismo o la ausencia de esta.

La respuesta muscular, coordinada por el cerebro y el sistema nervioso a través del cuerpo calloso del cerebro, es puesta en marcha cuando el estímulo dado genera o elimina el estrés en cualquier parte del sistema y de los cuerpos que lo integran.

Ese cambio en el tono muscular es un indicativo de que algo no está funcionando tal y como debería o está resolviendo un problema de estrés que ya tenía.

En kinesiología se utilizan protocolos de preguntas y estímulos para saber qué hace que el sistema no funcione (síntoma o enfermedad) o no pueda conseguir los objetivos que la persona desea conscientemente y cómo remediarlo para que vuelva a funcionar correctamente y todo el sistema se oriente hacia los objetivos marcados por la persona.

Una de las claves en kinesiología para poder acceder al máximo de información del cliente/paciente y llevarlo a la mejor solución para su caso es tener, por parte del kinesiólogo, el máximo de herramientas/terapias posibles a su alcance.

Existen múltiples formas, tantas como terapias, de devolver el estado de salud y armonía a un Ser Vivo. El cuerpo del paciente sólo puede pedir aquellas que el kinesiólogo posee, así que cuantas más domine, más posibilidades tiene de “ayudar” a la persona a conseguirlo.